Un buen WiFi de Hotel Hace Ganar Dinero (y el Mal WiFi Hace Perder Dinero)

Los Hoteles ya no deberían considerar el WiFi como un servicio o prestación más que deban ofrecer, sino que tienen que entender que el WiFi está directamente relacionado con el balance de ganancias y pérdidas.

Dicho de forma sencilla, un mal WiFi cuesta dinero, mientras que un buen WiFi hace ganar dinero. Y no me refiero a la eterna disyuntiva de si cobrar o no a sus clientes. Tanto si quiere ofrecer WiFi gratis o de pago, la ecuación será siempre la misma.

Un mal WiFi conlleva muchísimos costes adicionales y oportunidades de negocio perdidas. El tiempo de los empleados se malgasta lidiando con problemas y quejas de usuarios. Sin embargo, invertirían mucho mejor el tiempo ayudando a clientes u ofreciendo otros servicios.

Los ingresos de los clientes que creen que deben irse del hotel a una cafetería, bar o restaurante de la zona para conseguir una buena señal WiFi se pierden. Los clientes insatisfechos dejan opiniones negativas en sitios como TripAdvisor u Hoteles.com. Estos comentarios hacen que otros visitantes ni se planteen reservar en su hotel.

Finalmente, y dado que el WiFi ha sido recientemente calificado como el servicio más importante en un hotel, una conectividad pobre puede arruinar la posibilidad de que el cliente repita. Sencillamente, elegirá otro alojamiento en su siguiente visita.

Por otro lado, un buen WiFi, tanto si es una conexión Premium o gratuita para todos los clientes, es un valor para el balance de ganancias y pérdidas.

Dado que gran parte de nuestro trabajo y ocio actuales requieren conexión a internet, los clientes que disfruten de buena señal tenderán a quedarse en el hotel o en el complejo y utilizar más los servicios, bares y restaurantes.

Una buena experiencia de WiFi además le ayudará mucho a la hora de mejorar la imagen del hotel y obtendrá comentarios positivos. Por último, los clientes satisfechos repiten y lo más probable es que los vuelva a ver una y otra vez.